pueblos

12 de los pueblos más hermosos del mundo

Las grandes y bulliciosas ciudades del mundo llenas de vida y luces brillantes son lugares fantásticos para visitar y hacer turismo, pero los pueblos pequeños menos conocidos o visirados por extrangeros suelen ser aún mejores. Dicho esto, abajo está nuestra lista de los pueblos más hermosos del mundo.

1. Pueblo de Popeye, Malta.

En un giro interesante, uno de los pueblos más bellos del mundo es un vampírico set de cine de los 80. Abandonada no mucho después de la filmación del musical Popeye de 1980, en el que participó el difunto comediante Robin Williams, Popeye Village es ahora el hogar de pintorescos y coloridos grupos de edificios de madera, una compañía de actores y una serie de actividades divertidas para hacer. Ver espectáculos, pasear en barco, explorar el pueblo, visitar museos o ir a catar vino mientras los niños retozan en las casas de juegos.

2. Hallstatt, Austria.

Enclavado entre el mar de Hallstätter y las montañas de Dachstein está Hallstatt, el pueblo más antiguo de Austria y quizás el más fotografiado. Esta impresionante ciudad europea cuenta con hermosas iglesias antiguas, un lago salado subterráneo, un museo con artefactos de 7.000 años de antigüedad y un lago con apariencia de cristal en el impresionante telón de fondo de las montañas.

3. Simiane La Rotonde, Francia.

Situado en el impresionante sur de Francia y rodeado de olivares y campos de lavanda, este pueblo en la cima de una colina es uno de los más bellos del mundo. Explore el encantador pueblo, pase por las estrechas calles empedradas y las casas de piedra, admire la arquitectura centenaria, asista a charlas sobre aromaterapia, recorra el castillo medieval y disfrute de los aromas y colores de las numerosas flores del cercano jardín de la Abadía de Valsaintes.

4. Cinque Terre, Italia.

Significa ‘Cinco Tierras’ en inglés y es el nombre colectivo que se da a cinco pueblos pesqueros diferentes, cada uno de los cuales cuenta con impresionantes senderos costeros y montañosos, así como con una hermosa arquitectura clásica. Cinque Terre ofrece un atractivo atemporal y una sensación de auténtica Italia con sus escarpadas costas y su romántica zona urbana.

5. Ortahisar, Turquía.

A pesar de su ubicación central, Ortahisar ha logrado mantenerse en gran medida tradicional y en su mayoría a un ritmo lento. A pesar de que los pueblos de los alrededores son cada vez más turísticos, Ortahisar sigue siendo rústico y encantador. Tome una copa y coma en un bar de la cueva subterránea, maravíllese ante el amenazante castillo de Ortahisar de 78 metros de altura tallado en piedra y aprenda más sobre el almacén de la cueva subterránea donde se guardan los cítricos hasta que maduran.

6. Oia, Grecia.

Es un pueblo tradicional con muchas tradiciones y una hermosas iglesias de cúpula azul, verandas soleadas, varias galerías de arte y un laberinto de pequeñas tiendas, casi todas con vistas panorámicas del puerto Ammoudi y del volcán Santorini. Oia es sin duda una de las ciudades más bellas del mundo no dejes de visitarla.

7. Shirakawa-go, Japón.

Situado al pie del monte Haku-san está el tranquilo pueblo de montaña de Shirakawa-go. Shirakawa-go es pintoresco con sus ondulantes campos de arroz y el río, y también cuenta con las tradicionales granjas de techo de paja, algunas de las cuales tienen más de 250 años, y son las últimas de su tipo en Japón. Entra en contacto con la gente del lugar, aprende el arte tradicional de teñir y tejer y aprende a hacer deliciosos fideos soba mientras estás allí.

8. Ait Ben-Haddou, Marruecos.

Ait-Ben-Haddou es un pueblo tradicional del sur de Marruecos hecho de ladrillos de arcilla. El pueblo se encuentra en un valle cerca de las montañas del Atlas, a 32 millas de la bulliciosa capital cinematográfica de Marruecos. Históricamente, los comerciantes atravesaban la ruta comercial del Sahara y pasaban por el pueblo llevando especias y oro en su camino a otro lugar. A medida que se fue desvaneciendo el uso de esta ruta comercial establecida, muchas kasbahs (fortalezas) de Ait-Ben-Haddou fueron abandonadas y desde entonces se han convertido en reliquias conservadas.

9. Cua Van, Vietnam.

Encantadora y encantadora, la bahía de Ha Long es famosa por su belleza natural. Cua Van es sólo uno de los pueblos pesqueros a lo largo de la bahía de Ha Long, pero se cree que es su lugar más popular. Esta lugar increible esta ubicado en una parte donde el mar entra a una pequeña isla muy hermosa con agua cristalina y rodeada de montañas está el sereno Cua Van, hogar de una hermosa y exótica vida marina, cuevas y grutas perfectas para explorar, y una vibrante cultura de pueblo.

10. Alberobello, Italia.

Alberobello es una tranquila ciudad italiana, famosa por sus caprichosas casas en forma de colmena del siglo XIV. Estos edificios de piedra están hechos de piedra caliza local y coronados con techos cónicos, a menudo con puntas blancas como si estuvieran cubiertos de nieve y decorados con símbolos pintados que se cree que tienen un significado religioso o supersticioso. También hay un puñado de pequeños museos y oportunidades para comprar y probar la comida local. Alberobello es un pequeño gran pueblo para una excursión de un día.

11. Júzcar, España.

Anidado en las colinas de Andalucía está Júzcar, una tranquila ciudad de España conocida anteriormente como “pueblo blanco” por sus paredes encaladas. En 2011, Sony llegó a un acuerdo con los líderes del pueblo para que lo pintaran de azul y lo llamaran “El pueblo de los pitufos” como parte de la promoción de su entonces próxima película sobre los pitufos. Desde entonces, los muros de Júzcar han permanecido brillantes y alegres de azul, aunque la vida del pueblo sigue siendo la misma, y Júzcar sigue siendo un pueblo tranquilo y pintoresco.

12. Reine, Noruega.

Con una población estimada de 300 aldeanos, Reine es uno de esos pequeños pueblos que nadie conoce. Perfectamente situado en la boca de Reinefjord, cerca de los hermosos picos de Loften está el tranquilo y pintoresco pueblo pesquero de Reine. Ve a Reine para disfrutar de la famosa e impresionante aurora boreal y quédate a disfrutar de la vida en el tranquilo pueblo rural de pescadores. Quédese en un rorbu (una antigua cabaña de pescadores convertida), vaya a ver las ballenas y a pescar como lo hacen los lugareños o acampe bajo las estrellas, vaya en bicicleta, en kayak o en la observación de aves y conéctese realmente con la naturaleza.

Mas articulos relacionados al tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *